Comerciales, esas personas extrañas en su propia empresa.

Cuenta la leyenda que en las empresas, aparece ocasionalmente una persona que interacciona con diversos departamentos con resultados divers...

jueves, 14 de junio de 2012

El cliente monstruo


En este mismo blog, hablábamos en el pasado de algunas clasificaciones de clientes:




Volvemos al tema con una nueva visión de un tipologia de cliente, el cliente monstruo, el devorador de novedades, catálogos y productos. El cliente monstruo se define por una serie de parámetros que son los siguientes:



Devorador de productos:



El cliente monstruo, quiere productos nuevos, ha consumido, estrujado, analizado sus productos y quiera mas, quiere saber mas, conocer mas, probar mas, quiere otro producto y cambiar cada vez mas rápido:



Sin conciencia:



El cliente monstruo te ignora, no te mira a la cara,no le importa, no te estima, solo quiere que le des nuevos productos.



Exigente:



Quiere que trabajemos para el, buscándole novedades, ampliaciones, catálogos recién salidos de la imprenta, quiere que le informemos mas y cada vez mas frecuentemente.



Oscurantista:

Quiere mas, quiere novedades pero no dice para que ni su finalidad, hay que interpretar sus deseos, sus vanidades, sus necesidades.



Vengativo.



Si no le damos novedades, se ira con otro vendedor que si que las dé. Pensemos que un mismo producto con diferentes marcas puede ser una novedad, pensemos igualmente que un mismo producto de la misma marca suministrado por empresas distintas, puede ser una novedad.



Infantiloide y entrometido.



Dimido y nervioso, el monstruo quiere supervisarnos a nosotros y a los demás departamentos de su empresa, nada nuevo puede dejar de pasar por el.



Egocéntrico y “jefe”



El monstruo se cree único, especial, nos exige tanto para aprender y conocer novedades que ademas, cree que nos esta formando, que tenemos que obedecerle y tenemos que satisfacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario