viernes, 24 de junio de 2011

Calculando el margen sobre compra

El margen de beneficio sobre compra, es también conocido por su nombre ingles “Mark Up”, es un indicador porcentual del beneficio neto que se obtiene en una venta basándonos en el precio de adquisición o fabricación para su calculo.

Es un sistema de calculo que ignora totalmente el coste de la venta, por lo que nos da un beneficio que, quizás porcentualmente sea importante pero la realidad que suele ser tozuda suele disminuirlo.

El margen sobre compra intenta porcentualizar el beneficio entendiendo la referencia del porcentaje el coste de producto, Si compramos a 100 y vendemos a 200, tenemos un margen sobre compras del 100%, seria el indicador de beneficio por cada euro gastado.

Este margen es utilizado en demasiadas ocasiones en empresas de tipo re-distribución o generalistas, cuyos comerciales tienen una serie de productos “base” pero tienen acceso a una clientela que les deriva ciertas compras que la búsqueda o gestión de proveedores seria mas cara que que el margen sobre compra que les van a aplicar.

Creo que el ejemplo mas evidente es el de las ferreterías industriales, que ademas de sus productos clásicos como herramienta, tornillería, soldadura, mangueras, lubricantes etc, el comercial muchas veces acaba aceptando pedidos de material tangencial como pinturas, protección laboral. En estos casos, tanto el comercial como la empresa lo consideran un pedido de productos que solo le aplican un margen de gestión, dado que no tienen stocks, no imprimen catálogos e incluso a veces ni siquiera generan referencias en su sistema de referencias, obviando la información que puede generarles. Ese margen de gestión suele ser sobre compra, por su facilidad y comodidad al, erróneamente, pensar que es una venta de comprar y vender, para ello se limitan a aplicar una multiplicación de 1,2 o 1,3 al coste de compra con la idea de que “comprando y vendiendo saco un 20 o un 30%”

Pongamos el ejemplo, compramos a 100 y multiplicamos por 1,3 en efecto vendemos a 130 pensando que ganamos un 30%. Veamos el calculo:

Margen=100-((venta*100)/coste) que en nuestro ejemplo es 100-((130*100)/100) = 30%.

Sin embargo todos los cálculos del coste de la venta se realizan sobre el precio de venta y no de compra, por lo que ese 30% “limpiamente ganado” se va a diluir en impuestos, comisiones del comercial, portes, coste de albarán y facturas, por no hablar de los riesgos de impagados o simplemente los gastos bancarios.

El margen sobre compra, salvo que sea algo extremadamente puntual, un servicio especial a un cliente o se calcule con “pólvora de rey”, siempre sera un error, tanto la aplicación de un margen para sacar el precio de venta desde el precio de adquisición como calcular los beneficios de la actividad comercial en base al calculo de margen sobre compra.

Si alguno de vosotros lo usáis, ir descartandolo, solo hay un calculo peor, que es el calculo de margen medio, puede hacernos perder mucho dinero, lo trataremos en próximos días..
Publicar un comentario en la entrada