viernes, 25 de julio de 2008

¿cuáles son las características del comercial ideal? I

Inasequibles al desaliento.

 Siempre nos dicen que los comerciales somos una raza distinta, en algunas entrevistas de empleo para comercial nos preguntan si tenemos “resistencia a la fustración”

Empatía, cierta extraversión.

Parece que lo mas importante que debe tener un comercial es facilidad para relacionarse con la gente, es decir que sea una persona sociable, empática y extrovertida. Sin embargo, una persona extremadamente extrovertida tendrá dificultades para ser productiva, dado que la administración y la auto reflexión también son importantes.

Control de las emociones.

Por otro lado, es casi necesaria una gran estabilidad emocional, seria conveniente que el vendedor o comercial tenga un gran control de sus emociones lo que vulgarmente se llama “cara de poker” No puede perder los nervios delante de los clientes, debe tener un humor controlado, no ha de ponerse nervioso, ni tener ansiedad si no consigue los objetivos, ya que esta ansiedad no le dejará trabajar bien.

Incluso, como hemos comentado en el caso de la extraversión, los intermedios son buenos (Aristóteles decía que en el término medio está la virtud), ya que un cierto grado de ansiedad ayuda a mejorar el rendimiento.

Estabilidad personal y familiar.

La estabilidad personal e incluso la familiar son parámetros importante para una carrera comercial, la inestabilidad ademas de provocar que no trabajemos bien, hace que no seamos bien vistos ni por clientes, ni por empresarios ni por los propios compañeros de trabajo.

Adaptación y tolerancia.

Es necesario también tener una gran capacidad de adaptación y tolerancia, los individuos que siempre quieren tener razón, los soberbios, altivos y arrogantes son siempre un escollo, un cáncer en los equipos comerciales que hay que erradicar.

Vocación.

Otro factor, es el de la falta de necesidad por el trabajo, aquel que se emplea de comercial por necesidad de encontrar un empleo, esta condenado al fracaso. Por ello, para seleccionar un buen comercial hay que acudir a aquellos que en realidad puedan optar por otros trabajos, resumiendo “que no estén necesitados”. De esta manera el comercial, ante el cliente, transmite confianza, tranquilidad y esto ayuda a vender el producto. El comercial “necesitado” estará siempre angustiado por cerrar la venta y llegar a los objetivos transmite esa angustia, esa celeridad en cerrar la venta, lo que es contraproducente.

Conocimientos técnicos y del medio.

Jamas un comercial hará bien su trabajo si no conoce lo que vende y no solo lo que vende y si no por que lo vende, por que lo necesita el cliente y cual va a ser el ciclo de vida total del producto.





¿Necesitas un libro electrónico?
Publicar un comentario en la entrada